Esclavos de la agenda

Algo que es muy característico de la cultura japonesa, dentro y fuera del trabajo es su nivel de compromiso en cuestión de tiempos. Es una cultura que cuida o “protege”* mucho el tiempo propio y por consiguiente el tiempo de los demás, cosa que obviamente no es mala. Me podría atrever que son más puntuales […]