El amante ingrato

DORY

Como muchos ya saben o han leído, tengo una relación desde hace casi 20 años, con alguien al que denomino como el título: “El amante ingrato”.

Les contare mi historia y del porque se ganó esta denominación

Nos conocimos desde que yo era un niño y a mí me parecía alguien extraño, pero interesante, sin embargo, al ser un niño mi interés por el no trascendió. No fue hasta que cumplí 15 años que volvió a las andadas a rondar por mis sentimientos, como diciendo: “¿te acuerdas de mí?”, su exposición esta vez era mayor, y empecé a caer en sus redes. No fue hasta que cumplí 16 años que caí perdidamente a sus pies.

Al principio, era una relación de adolescentes, hasta inocente podríamos llamarle, no fue hasta la huelga de la UNAM que parecía que nos separaríamos, que no podríamos estar juntos, sin embargo, personas afines a el, nos permitieron reunirnos a “escondidas”, sin embargo, no fue suficiente y nos volvimos a separar… pero no por mucho tiempo.

Mi mamá meses después de esta separación, me dijo que le había visto en un lugar donde ella tomaba clases, que fuera investigar, y si… era él. Esta vez, recordó nuestro idilio y me recibió con los brazos abiertos y el romance se volvió tórrido desde entonces.

Después de 6 meses de ese tórrido romance, su superior se dio cuenta de ello y me dijo algo así como: “¿no te gustaría trabajar en su nombre?, a lo cual sin pensarlo respondí que si, pero para que ello ocurriera debería pasar un año (casi como dote).

El año se cumplió, y su superior cumplió su oferta de trabajar en su nombre…. Cosa que he hecho desde entonces.

Hemos tenido una relación cordial a lo largo de los años, y trabajar en su nombre me ha dado muchas satisfacciones y alegrías.

Sin embargo, en los últimos meses… siento que nuestra relación se ha ido deteriorando algo. Tal vez tanto tiempo nos ha ido cansado, y hasta nos ha hecho seres de rutina, sin embargo, al estar junto con gente de su misma “raza” se llega a comportar déspota conmigo, cosa que no me parece.

Sin embargo, cuando ya quiero terminar esta relación, hace algo o me muestra algo que no conocía de el, y me tiene a sus pies de nuevo, como moscas a la luz.

Por eso le llamo el amante ingrato. Porque sabe que haga lo que me haga, que diga lo que diga, que me trate como me trate ahí estaré, queriendo más de él y muchas veces solo me da una probada de su dulce miel, la cual me deja satisfecho.

Es ingrato, porque he estado con el poco más de la mitad de mi vida, y sigo sin conocerle al 100% y eso es frustrante, aun trabajando en su nombre, para él.

¿Soy masoquista? ¿Baja auto estima? ¿O mi amor es realmente es puro y genuino y solo me trata mal?

No lo sé, y hay veces que me gustaría saberlo.

 

Todo este relato, tenía tiempo rondando en mi cabeza, pero por distintas razones no había visto la luz, y sale debido a unos videos que descubrí el día de ayer acerca de Japón, que aparte de la nostalgia que me genera, empieza a reavivar esa llama que solo había estado en “piloto” durante varios meses.

Les dejo la dirección del canal y espero hacer algo similar o seguir reportando desde allá como lo hice alguna vez.

 

https://www.youtube.com/user/japanistic

 

Anuncios

6 comentarios en “El amante ingrato

  1. Muy buen relato e historia de “amor ingrato”. Que interesante y a la vez motivador para no dejar nunca lo que uno realmente ama.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s