El recuento de dos años

El recuento de dos años

La semana pasada cumplí dos años desde que me aventuré a vivir solo y sobre todo en otra ciudad. Lo vuelvo a mencionar porque fue un gran parte aguas en mi vida y digamos que esta fecha para mí sería como un “Año Nuevo”, hasta el momento  los resultados han sido muy interesantes. Recapitulemos.

Dos años, 3 diferentes ciudades, 3 diferentes trabajos. 1 en el norte, 2 en el Bajío. Las tres empresas de giro automotriz y dos de ellas le trabajan a esta ultima donde me encuentro,  la constante: empresas japonesas.

He estado en diferentes eco sistemas japoneses, y confirmo que lo que alguna vez me contaron de la cultura laboral japonesa… no es verdad, al menos no en México, ya que por ley, se deben seguir las leyes mexicanas cosa que a los japoneses les causa un conflicto enorme y no entienden porque una persona falta al trabajo debido a eventos personales y religiosos y que exista ausentismo el fin de semana (eso en la mas nueva),  pero eso porque ellos se ponen la camiseta y la empresa es primero… les ha funcionado.

En cuestión de vivienda, he mejorado en cuestión inmuebles, que a pesar de que han sido departamentos, la calidad de ellos ha cambiado para bien, eso si las ciudades si hubo un pequeño retroceso, ya pase de un pueblo bicicletero a una ciudad incipiente,  a un pueblo feo y aburrido (pero con cines, cadenas de supermercados y franquicias- ¡Viva el capitalismo!-).

También uno es mercenario y el poder adquisitivo ha ido en aumento, pero es curioso, a pesar de que tengo con que comprar ciertas cosas, no lo hago, pues como las tengo en casa de mi mamá, no le veo caso en comprar (en especial una pantalla… ni tele veo) , siento que ya no ando pariendo chayotes y que poco a poco voy teniendo una salud financiera decente, eso si quiero mi coche.

2 años y no me he quedado sin comida, y sin dinero. Si por algún motivo no he llegado a tener nada en el refri es porque no fui al súper y no por otra cosa, de cualquier manera, mi alacena tiene alimentos de reserva por si las dudas, cosa que agradezco. Antes iba al super y hacia cuentas de lo que compraba para no pasarme de mi presupuesto, ahora solo voy, disfruto y ya voy tanteando cuando va a ser de cuenta, pues casi siempre compro lo mismo.

Mi salud… en dos años, dos episodios de cama bastante drásticos y solo, las dos referentes al estomago. Dic 2012 y Agosto 2014, horribles y más horribles pues que lo viví solo sin apapachos o que me cuidaran, pero es el precio que hay que pagar por estar lejos y lo que no te mata te hace más fuerte.

Cuidado personal….    Dos años de que me metí de lleno al gym, obvio ha habido cambios, pero los más significativos han sido en estos últimos meses donde ya tuve una guía nutrimental adecuada, ya que siempre lo había hecho empíricamente, y la verdad me hace sentir mejor y bueno sabemos que es una manera mantener mi mente ocupada y no andar tristeando por la vida (que la verdad no hay porque hacerlo).

Vida social… Vamos no soy muy social pero he conocido gente muy valiosa en estos días, mas en Racoon City, claro estuve más tiempo y había mas cosas que hacer, sin embargo tengo la confianza de que aquí en Bright Falls  (véase Alan Wake) se que también puedo conocer gente interesante, y aunque es una ciudad sin mucho que hacer, siempre tengo Qro ja! O Racoon City, total ambos están a dos horas. Pero lo mejor del caso es que cada vez me acerco mas a la ciudad, pues de 12h en autobús (o 1hr y $3000) en avión desde Silent Hill, a 5h de Racoon ahora estoy a 3 ½ h y a un precio mucho menor jaja, eso me anima.

Y bueno claro que sigo extrañando mi casa, mis amigos, mi ciudad y quiero regresar allá, pero aun no es el momento, ya que cuando lo haga se que regresaré con un buen trabajo y además reubicarme en algo más céntrico y a mi gusto.

No me arrepiento de haberme ido, pues se que todo sirve para un bien mayor. Todo tiene un precio y hay que hacer cierto sacrificios, los cuales, he aceptado.

Ahora debo concentrarme en cumplir una promesa…

Anuncios

2 comentarios en “El recuento de dos años

  1. Te felicito. Me recuerdas un proverbio Chino que dice que cuando los vientos del cambio soplan hay quienes construyen murallas y otros construyen molinos de viento. Evidentemente tu eres de los segundos, o sea, has aprovechado los cambios para construir, para mejorar. Seguro vas a llegar a dónde tu quieras. Además con lo que cuentas inspiras y motivas a los que te leemos. Gracias por compartir.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s